5 + 1 Cosas que no debes responder a Dios.

Estoy convencido de que Dios continuamente esta obrando en medio de nuestra generación, veo como muchos jóvenes están despertando al llamado de Dios y respondiendo con pasión a Jesús.

Sin embargo, me doy cuenta que lo que para muchos les es fácil hacer y responder, para otros les resulta muy complicado y están batallando para responder correctamente a SU LLAMADO. La respuesta del porque sucede esto, es la siguiente: muchos tenemos el “COMPLEJO DE MOISES”, al menos el que tenía en Éxodo 3 y 4, cuando Dios lo llamó.

Si bien Moisés llego a ser un gran hombre de Dios, literalmente un amigo de Dios; al principio vemos como estaba lleno de miedos, temores y muchos complejos que le hicieron poner excusas a Dios para no ir.

La Biblia nos enseña que no es fácil responder correctamente a Dios, de hecho, no podemos responder correctamente a Dios cuando tenemos miedo, porque nos enfocamos en nosotros mismos y no en la grandeza y el poder de quien nos llama.

Estos son las 5 + 1 Cosas que no debes hacer cuando Dios te llama para servirlo.

  1. Pensar en tu capacidad y no en el poder y la grandeza de Dios. Ex 3:11
  2. Correr a hacer las cosas tu solo, sin que Dios vaya contigo. Ex 3:12
  3. Poner excusas para no hacerlo. Ex 3:13, Ex. 4:1
  4. Pensar solo “lógicamente” y olvidar lo sobrenatural del poder de Dios. Ex 4:1
  5. Enfocarte en tus defectos y no en quien puede transformarlos. Ex 4:10

Queda clarísimo que no debemos hacer estas cosas, ya que para cada una de ellas Dios tuvo una respuesta contraria y nunca debemos ir en contra de Dios, pero hay una mas que debemos resaltar y podemos encontrarla en Éxodo 4:13, la cual NUNCA, NUNCA, NUNCA, léeme bien, ¡¡¡NUNCA!!! debemos hacer delante de Dios y es la siguiente:

5+1: DECIRLE QUE ENVIÉ A ALGUIEN MÁS

Para todos las primeras respuestas Dios respondió “pacientemente” a Moisés y lo animó a obedecerle. Le explico que El lo acompañaría, le dijo su nombre “Eterno”, le dio indicaciones claras y precisas, le prometió señales sobrenaturales, e inclusive le prometió sanar su tartamudez; sin embargo vemos que cuando Moisés, debido a su poca fe y sus muchos temores respondió: “Envía a otro”, Dios se enojó con Él.

Aprendamos de esta historia y respondamos correctamente al llamado de Dios diciendo: si Señor, “que quieres que yo haga”, y llenos de fe, tomados de su mano, caminemos.

Éxodo 3:7 NTV Luego el Señor le dijo: —Ciertamente he visto la opresión que sufre mi pueblo en Egipto. He oído sus gritos de angustia a causa de la crueldad de sus capataces. Estoy al tanto de sus sufrimientos. Por eso he descendido para rescatarlos del poder de los egipcios, sacarlos de Egipto y llevarlos a una tierra fértil y espaciosa. Es una tierra donde fluyen la leche y la miel, la tierra donde actualmente habitan los cananeos, los hititas, los amorreos, los ferezeos, los heveos y los jebuseos. ¡Mira! El clamor de los israelitas me ha llegado y he visto con cuánta crueldad abusan de ellos los egipcios. 10 Ahora ve, porque te envío al faraón. Tú vas a sacar de Egipto a mi pueblo Israel. 

11 Pero Moisés protestó: —¿Quién soy yo para presentarme ante el faraón? ¿Quién soy yo para sacar de Egipto al pueblo de Israel?

12 Dios contestó:—Yo estaré contigo. Y esta es la señal para ti de que yo soy quien te envía: cuando hayas sacado de Egipto al pueblo, adorarán a Dios en este mismo monte.

13 Pero Moisés volvió a protestar: —Si voy a los israelitas y les digo: “El Dios de sus antepasados me ha enviado a ustedes”, ellos me preguntarán: “¿Y cuál es el nombre de ese Dios?”. Entonces, ¿qué les responderé?

Dios le contestó a Moisés:14 Yo soy el que soy.[d] Dile esto al pueblo de Israel: “Yo soy me ha enviado a ustedes”. 15 Dios también le dijo a Moisés: —Así dirás al pueblo de Israel: “Yahveh,[e] el Dios de sus antepasados, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob, me ha enviado a ustedes. Este es mi nombre eterno, el nombre que deben recordar por todas las generaciones”…

 Éxodo 4:1 Sin embargo, Moisés protestó de nuevo:—¿Qué hago si no me creen o no me hacen caso? ¿Qué hago si me dicen: “El Señor nunca se te apareció”? Entonces el Señor le preguntó: —¿Qué es lo que tienes en la mano? —Una vara de pastor —contestó Moisés. —Arrójala al suelo —le dijo el Señor. Así que Moisés la tiró al suelo, ¡y la vara se convirtió en una serpiente! Entonces Moisés saltó hacia atrás.

Pero el Señor le dijo: —Extiende la mano y agárrala de la cola. Entonces Moisés extendió la mano y la agarró, y la serpiente volvió a ser una vara de pastor. El Señor le dijo a Moisés:—Si no te creen ni se convencen con la primera señal milagrosa, se convencerán con la segunda. Y si no te creen ni te escuchan aun después de estas dos señales, entonces recoge un poco de agua del río Nilo y derrámala sobre el suelo seco. En cuanto lo hagas, el agua del Nilo se convertirá en sangre sobre el suelo.

10 Pero Moisés rogó al Señor:—Oh Señor, no tengo facilidad de palabra; nunca la tuve, ni siquiera ahora que tú me has hablado. Se me traba la lengua y se me enredan las palabras.

11 Entonces el Señor le preguntó:—¿Quién forma la boca de una persona? ¿Quién decide que una persona hable o no hable, que oiga o no oiga, que vea o no vea? ¿Acaso no soy yo, el Señor? 12 ¡Ahora ve! Yo estaré contigo cuando hables y te enseñaré lo que debes decir.

13 Pero Moisés suplicó de nuevo:—¡Te lo ruego, Señor! Envía a cualquier otro.

14 Entonces el Señor se enojó con Moisés y le dijo: —De acuerdo, ¿qué te parece tu hermano Aarón, el levita? Sé que él habla muy bien. ¡Mira! Ya viene en camino para encontrarte y estará encantado de verte. 15 Habla con él y pon las palabras en su boca. Yo estaré con los dos cuando hablen y les enseñaré lo que tienen que hacer. 16 Aarón será tu vocero ante el pueblo. Él será tu portavoz, y tú tomarás el lugar de Dios ante él al decirle lo que tiene que hablar. 17 Lleva contigo tu vara de pastor y úsala para realizar las señales milagrosas que te mostré.

Free BeTheme WordPress Theme is the best product we ever did.

One thought on “5 + 1 Cosas que no debes responder a Dios.

  1. Yusseth dice:

    Wow, que sorprendente 🙂 gran publicación! Me llego al alma!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.